Aunque la psicología es una ciencia moderna, con solo 100 años, estamos viendo cómo los avances en la ciencia y en la tecnología están produciendo unos cambios formidables en nuestra forma de entender la mente y en cómo cultivar una mente sana. En estos años hemos visto como la psicoterapia original se convertía en terapia cognitiva-conductual y como a ésta se incoporaba Mindfulness dando paso a las “Terapias de tercera generación” como: MBCT, ACT y TDC. Aunque MBSR , como lo desarrolló Jon Kabat-Zinn no es propiamente una terapia, ya que no implica diagnóstico y tratamiento, sino que es una intervención psicoeducativa similar a un entrenamiento de la mente, el efecto es similar. En los estudios que hemos realizado en España con MBSR (recogidos en este Blog) se comprueba que el efecto producido es de tipo medio, similar al cambio que resulta de una psicoterapia o de un proceso de coaching.

El éxito de la terapia cognitivo-conductual es bien conocido; muchas personas consideran que es el tratamiento más efectivo para la depresión. Lo que no es ampliamente conocido, al menos en España, es que no necesita un terapeuta para hacerlo. Decenas de estudios han encontrado que programas ONLINE funcionan tan bien como la terapia conductual convencional, cara a cara, aunque siempre hay un apoyo humano ocasional o un coaching. “Para los trastornos mentales comunes como la ansiedad y la depresión, no hay evidencia de un tratamiento basado en Internet sea menos eficaz que la terapia cara a cara», dice Pim Cuijpers, profesor de psicología clínica en la Universidad Libre de Amsterdam y un destacado investigador de las nuevas tecnologias según cita el New York Times, 19/6/2015

[1]. El país donde este enfoque está más avanzado es en Australia donde hace más de una década que están usando programas online para tratar estados depresivos y el número de usuarios es de 100.000 al año, según dice este mismo periódico.

Por otro lado, los que facilitamos cursos de MBSR hemos visto en los últimos años la aparcición de cursos online, de Mindfulness y de MBSR, aunque estos últimos solo en inglés, además hay estudios donde se ve que el efecto es bastante similar a un MBSR convencional. En un interesante estudio[2] de Adele Krusche, Eva Cyhlarova y J. Mark G. William se demuestra que el estrés percibido, ansiedad y depresión disminuyeron de manera significativa, con efectos comparables a los encontrados con el curso presencial y a otros tipos de intervención, como la cognitivo-conductual terapia para el estrés. Según los autores, el curso mindfulness online puede ser una intervención aceptable, accesible, que reduce el estrés, la ansiedad y la depresión. Sin embargo, aun queda investigación futura para evaluar los efectos del curso para distintas poblaciones.

¿A dónde nos llevan estos descubrimientos? Primero, hay explorar la menera de impartir Mindfulness en entornos no-presenciales como cursos online o mixtos (parte online y parte presencial). Nosotros, en Instituto esMindfulness, hemos probado un prototipo de intervención online con 60 personas, obteniendo buenos resultados de adherencia a la práctica y efecto de reducción de estrés. Los resultados nos han llevado a dar otro paso y montar un curso completo MBSR. Segundo, así como el curso presencial puede ser una ventaja para algunos, hay algunas personas que no pueden ajustarse a un programa MBSR por sus circunstancias personales. Tercero, hemos tenido bastante éxito en nuestros cursos intensivos de fin de semana, que dan una introduccción muy poderosa a Mindfulness pero luego cuesta seguir la práctica. Esta dificultad se vería solventada si podemos compaginar lo mejor de ambos mundos, en una formación mixta, pero con más flexibilidad para los asistentes.

En las próximos meses verán la luz más estudios, pero todo apunta que podemos estar viendo el surgir de una nueva ola de innovación en psicología usando las posibilidades de la tecnología unidas a los descubrimientos de la neurociencia, lo que probablemente dará lugar a las terapias de 4ª generación, muy probablemente combinando intervenciones presenciales con recursos online. Desde el Instituto esMindfulness estamos siguiendo muy de cerca este desarrollo y queremos «aprender haciendo», así que estamos dando los últimos toques a el primer MBSR ONLINE. Un curso que permita hacer llegar esta intervención a algunas personas que no pueden hacer un MBSR, respetendo la calidad y la integridad. Si quieres más información sigue este link, el primer MBSR ONLINE empieza en Otoño y hay un descuento para las primeras matrículas.

¡Feliz verano!

Con mis mejores deseos

Andres Martin Asuero

Director Instituto esMindfulness, Barcelona

[1] http://opinionator.blogs.nytimes.com/2015/06/19/depressed-try-therapy-without-the-therapist/?smid=nytcore-ipad-share&smprod=nytcore-ipad&_r=0

[2] http://bmjopen.bmj.com/content/3/11/e003498.full